Noticias

Se encuentra usted aquí

Hijas de María Auxiliadora
1872, Don Bosco y Santa María Mazzarello fundan el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Un Instituto religioso que nace del corazón de Dios para los jóvenes. Una historia que viene de lejos. Una muchacha, que trabajaba con ahínco en el campo, ayudando a su padre, con tantas ganas que a vece los campesinos no querían trabajar allí porque les daba vergüenza que una chica tuviera tanta fuerza... Un futuro, para la gente de Mornés; continuar las tradiciones de la vida del campo, del trabajo fuerte en el cotidianos, de las ferias en los días festivos... Un pueblo, Mornés
1872, Don Bosco y Santa María Mazzarello fundan el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Un Instituto religioso que nace del corazón de Dios para los jóvenes. Una historia que viene de lejos. Una muchacha, que trabajaba con ahínco en el campo, ayudando a su padre, con tantas ganas que a vece los campesinos no querían trabajar allí porque les daba vergüenza que una chica tuviera tanta fuerza... Un futuro, para la gente de Mornés; continuar las tradiciones de la vida del campo, del trabajo fuerte en el cotidianos, de las ferias en los días festivos... Un pueblo, Mornés Una chica, María Mazzarello Un futuro... nunca pensó María, lo que la vida le deparaba.Ella solo quería ser buena y hacer el bien. Pero la enfermedad que llegó a Mornés y que tocó a su familia... Los cuidó y atendió con tanto cariño ... y se contagió hasta llegar a punto de muerte... Una enfermedad que cambió su vida. María no tenía más fuerza, no podía ya trabajar en el campo. Un día, mientras caminaba, 'conversando en el corazón con la Virgen', ve de pronto una construcción grande, poco a poco la distingue mejor y mientras ve sin comprender, escucha una voz que le dice: A ti te las confío. A Ella ¿a María? ¿a la joven campesina de Mornés? ¿Qué querría decir ese anunció? Ella ya había estado pensando qué podía hacer con su vida ahora que ya no tenía fuerza Ella ya le había dicho a Jesús 'si en tu bondad me concedes unos años más de vida, haz que los pase olvidada de todos menos de Ti' Dios siempre escribe en la vida de las personas, y no fue diferente con Maín. Algo se estaba preparando para la muchacha de Mornés... algo grande. Lo comentó con Don Pestarino y claro con su amiga Petronila, que era su alma gemela. ¿Y si aprendiéramos a coser para enseñarle a las chicas del pueblo? Vamos donde es sastre y así aprendemos bien. Y lo hicieron, y entre costuras y telas, y su vida en el grupo de la Inmaculada, se fue perfilando una vocación. Las mamás del pueblo iban mandando a sus hijas donde María para que les enseñara a coser y a ser buenas, y María iba aprendiendo a educar con el corazón y a formar para la vida. Luego llegaron las huerfanitas, al acogerlas el corazón amplió más sus horizontes; los gestos maternales, el hacerse cargo de las niñas fueron desarrollando en su corazón, en el de Petronila y de otras jóvenes algo especial. Ella no lo sabía, pero el Espíritu estaba plasmando algo nuevo; Ellas lo dejaron obrar. Cuando llegó Don Bosco a Mornés, no tuvo que buscar, que intuir, que averiguar. No, allí estaba María y sus amigas, Allí había algo más que un grupo de jóvenes buenas, deseosas de hacer el bien, guiadas por un buen sacerdote. Seguramente el corazón de Don Bosco dio un brinco al percibir que algo muy similar a Valdocco crecía en Mornés y no dudó en dejarse guiar por su intuición. A los Salesianos les dijo que María hacía en Mornés lo que ellos en Valdocco. Un papelito de recuerdo. ‘recen, sí, pero hagan todo el bien que puedan’ Siguieron con el taller, un mayor compromiso con las Hijas de la Inmaculada, el traslado al local construido para el colegio (que era lo que percibió en la visión de Borgoalto), mientras Don Bosco, por medio de Don Pestarino -que se hizo salesiano- hasta ese bendito día de la Virgen de las Nieves en que María y 10 jóvenes más dijeron que sí al Señor como Hijas de María Auxiliadora… Realmente una historia que viene de lejos, en la sencillez de quien se deja conducir por el Espíritu de Dios. Nace así el 5 de agosto de 1872 el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora como monumento vivo de gratitud de Don Bosco a la Virgen.
Tags: