Noticias

Se encuentra usted aquí

Sor Gloria Patiño participó en Retiro de Inspectoras de América

Experiencia formativa se realiza cada seis años

Del 12 al 21 de octubre, la Casa San José del Valle de Ciudad de México fue la sede del retiro de las Superioras Provinciales de América, encuentro formativo que se realiza cada seis años dentro del período de servicio de cada Superiora General del Instituto de las FMA. 
La Madre General, Sor Yvonne Reungoat, saludó con alegría a las más de treinta inspectoras de todo el continente congregadas para los ejercicios. “Viviremos un tiempo de encuentro con Dios para experimentar la serenidad que viene de Su mirada misericordiosa, amable y tierna", afirmó al inicio del encuentro. Asimismo, manifestó su certeza de que esta experiencia conjunta reforzará su compromiso con el Instituto y la obra de sus fundadores.
El predicador del retiro fue el Padre José Cristo Rey García, misionero claretiano, quien desarrolló una reflexión titulada “Una Alianza y Tres Consejo Evangélicos”, invitando a las religiosas a poner a Jesús en primer lugar y dejarse fascinar por Su Palabra. 
"El retiro de inspectoras es un evento muy importante para nuestra congregación", explica Sor María Ysabel Gauret, Vicaria de nuestra inspectoría. "Las inspectoras de cada continente se reúnen para reflexionar durante siete días en un tema específico a la luz de las Sagradas Escrituras". Sobre el significado del acompañamiento de Madre General, comentó que resulta sumamente importante porque la labor de liderar una inspectoría requiere fortaleza espiritual y el fortalecimiento de los vínculos entre quienes desempeñan esa dedicada labor.
Asimismo, Sor María Ysabel resaltó la personalidad amable y cariñosa de Madre Yvonne, quien no duda en emprender constantemente viajes intercontinentales, con el solo propósito de ir al encuentro de sus hermanas. "Además, este encuentro les ha permitido compartir vivencias singulares, como la visita al Santuario Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, y a la comunidad Villa SPEM, donde pasó sus últimos días la Sierva de Dios Sor Antonieta Böhm", comenta. "Vivir estas experiencias de la mano de Madre Yvonne no sólo las enriquece personalmente sino que fortalece el servicio que cada una de ellas dona a sus respectivas inspectorías. Esto permite que todas las FMA puedan sentirse muy cercanas a Madre General y las demás hermanas en el resto del mundo, y consolida la gran familia que somos", concluye.  
Querida Sor Gloria, tus hermanas te damos la bienvenida después de esta bellísima experiencia de comunión y fraternidad que has vivido junto a Madre Yvonne. Estamos seguras de que sabrás transmitirnos toda esa riqueza recibida, que nos ayudará a dar a Cristo siempre el primer lugar de nuestra vida.

Tags: 
Formación, Madre Yvonne Reungoat