En la Casa del Padre

Se encuentra usted aquí

Sor Carmen Málaga

Arequipa 16/10/ 1943 Lima 18/06/2016

Profesó en Chosica (Lima) – Perú el 24 de enero 1965

Sor Carmen perteneció a una familia numerosa de profundas raíces cristianas, era la sexta de 11 hermanos: siete mujeres y cuatro varones.

Su madre estaba totalmente dedicada a la educación de sus hijos, mujer sencilla y emprendedora, quien con su vida de piedad influyó en su vocación, tanto así que cuando hizo la Primera Comunión le buscó un Confesor fijo, para que la ayudara.

Cuando concluyó el colegio, conoció a las Hijas de María Auxiliadora de Puno a través de la Escuela Normal y allí cumplió su deseo secreto de ser religiosa, ingresando al Aspirantado cuando aún cursaba el primer año de estudios. Ella cuenta, “un día del mes de Julio, la Hna Directora me llamó para avisarme que mi hermana Ofelia debía viajar a Arequipa, para despedirse de mis papás porque se iría al Aspirantado, en ese momento yo le dije que también viajaría con ella, y así fue”.

Sus padres siempre las apoyaron en su vocación. Aún en su lecho de muerte, la mamá les dio ánimo, diciéndoles que "ella moría feliz de saber que íban a ser religiosas" y su papá, hasta que pudo hablar, siempre manifestaba la felicidad de tener dos hijas religiosas.

Sor Carmen realizó estudios como Profesora Catequista, Educación secundaria con especialidad de Religión en la normal de Monterrico y posteriormente obtuvo la Licenciatura y una capacitación catequística en Colombia.

Después de los votos perpetuos, Sor Carmen trabajó como encargada de Colegio, asistente de Novicias, Ecónoma, profesora de Secundaria y primaria en las casas de Ayacucho, Huánuco, Pueblo Libre, Andahuaylas, Breña, Iquitos, Arequipa y Mollendo. También fue por dos años Directora en Ayacucho y acompañó con cariño a los niños y jóvenes del oratorio dominical de Pueblo Libre.

Era de carácter reservado que contrastaba con su gran generosidad y fortaleza espiritual. Era muy delicada en sus atenciones y unía la caridad a la firmeza. Tenía un don precioso que era su habilidad en el tejido, que realizaba con mucha destreza y no había fiesta en la que no presentara sus trabajos elaborados con cariño.

El 2013 le fue diagnosticado un cáncer que superó con la fortaleza que la caracterizaba y este año fue nombrada Vicaria de la Casa de la Enfermería “Madre Antonieta Bhon”, donde era una presencia oportuna y solícita para las hermanas enfermas y delicadas.

El 16 de junio al enterarse que habían internado de emergencia a Sor Rosa Ballón (fallecida un día antes) en la clínica Tezza que está cerca de la comunidad, fue a visitarla… pero no llegó, porque fue embestida por una moto que circulaba por la avenida y fue internada en la misma sala de Sor Rosa. Esta vez, Sor Carmen no pudo superar esta prueba. Rodeada del cariño de su familia y de las Hermanas le dijo el último sí al Señor de la vida.

El Señor le dio el encuentro cuando iba a hacer una obra de misericordia: "visitar a los enfermos".

Tags: