Blog

Se encuentra usted aquí

Evangelizar en la red

EVANGELIZAR EN RED (Extracto de la Conferencia de P. Antonio Spadaro en la CONFER Perú).

EVANGELIZAR EN RED

(Extracto de la Conferencia del Padre Antonio Spadaro sj tenida en la CONFER Perú del 12 al 14 de abril)

La red es un ambiente y una experiencia

- La red no existe, Internet no existe. Nosotros estamos impactados con la tecnología, pero hasta que permanezcamos impresionados por la técnica del «macchinoso» (robot), no comprenderemos su significado antropológico.

- La red es una revolución antigua… Especialmente la Red es una revolución que podríamos definir «antigua», esto es, con sólidas raíces del pasado porque da nueva forma a deseos y valores antiguos respecto al ser humano.

Cuando se refiere a internet sucede que no solo se ven las perspectivas del futuro que ofrece, sino también los deseos y las esperanzas que el hombre siempre ha tenido y a los cuales intenta responder, es decir: la relación y el conocimiento.

En su mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2014, el Papa Francisco ha escrito: «La red digital puede ser un lugar rico de humanidad, no una red de hilos, sino de personas humanas».

La vida misma es una red que se expresa física y también digitalmente…

Internet es una realidad que ya forma parte de la vida cotidiana.

Internet no es una opción: es un dato ‘di facto’. La evangelización no puede no considerar esta realidad. ¿Por qué?... Para responder a esta pregunta es necesario responder a otra pregunta:

¿Qué es internet? No es un cable ( o conjunto de cables, piedras, mármol, hilos, modem y computador). Sería equivocado identificar la “realidad” y la experiencia de internet con la estructura tecnológica que la hace funcionar. Sería como decir, por dar un ejemplo, que el “hogar doméstico” (home) se pudiera reducir al edificio de familia donde habitamos (house).

Internet es ante todo una experiencia. Mientras se razone en términos instrumentales no se comprenderá nada sobre la Red y sobre su significado.
La Red “es” una experiencia, esto es, la experiencia de que aquellos cables funcionan así como las paredes domésticas hacen posible la experiencia de “sentirse en casa”. Internet por tanto, es un espacio de experiencia que cada vez más, va volviéndose parte integrante, de manera fluida, de la vida cotidiana: un nuevo contexto existencial.

“El ambiente digital no es un mundo paralelo o puramente virtual, sino que es parte de la realidad cotidiana de muchas personas, especialmente de las más jóvenes” (Benedicto XVI).

Por tanto:
- El espacio digital no es fingido, inauténtico, alienado, falso o aparente, sino que es una extensión de nuestro espacio vital cotidiano, que requiere «responsabilidad y entrega a la verdad». ¡Se derrumba la distinción entre real y virtual! Vive lo físico y digital…

Estamos llamados, entonces, a vivir bien sabiendo que la Red es parte de nuestro ambiente vital, y que en ella ya se desarrolla una parte de nuestra capacidad de hacer experiencia.

Por consiguiente, la mediación tecnológica no es para nada pura alienación. Del resto, nuestra relación es siempre mediada.